Una forma de iluminar y climatizar una habitación de la casa de una manera natural es instalar un tragaluz, lo cual tiene muchas ventajas. Es una instalación fácil y de obra sencilla. A largo plazo puede hacer ahorrar dinero, ya que aporta iluminación natural y caldea el ambiente de la casa dejando entrar la luz del sol en invierno y, abriéndolo en verano, dejará pasar el aire. En cuanto a la limpieza, ahora existen modelos que llevan un sistema de limpieza incorporado (película activada con los rayos del sol que, junto al agua de lluvia o humedad, descomponen la suciedad de la superficie).

Existen tres modelos de tragaluces:

– Tragaluz de ventilación: Ideales para ambientes donde queremos refrescar el ambiente, como la cocina o el baño. Ofrecen luz natural y pueden abrirse para que entre el aire. Los hay con manivelas manuales y eléctricas, de control remoto, con sensores de temperatura y con interruptores en la pared.

– Tragaluz fijo: Ofrece luz adicional natural. Ideal para cualquier habitación que necesite iluminación, ambientes con techos altos o simplemente lugares donde se quiera disfrutar de la vista-. Hay de todos estilos y tamaños, dependiendo qué importancia se le dé a la estética y a la funcionalidad.

– Tragaluz tubular: Tienen un tamaño muy pequeño (entre 10 y 14 pulgadas de diámetro) y son ideales para espacios donde otros tragaluces no entran. Válido para pasillos, baños, armarios… No hay que engañarse por su pequeño tamaño, igualmente dejan entrar mucha luz. El proceso de instalación es igual al de los otros modelos.

A pesar de la gran ventaja que es el aporte de luz adicional, el tragaluz también tiene sus inconvenientes: en invierno se escapa el calor, en verano entra gran cantidad de calor junto con la luz, pero que puede solucionarse abriéndolo. Los tragaluces deben construirse bien y ubicarlos en el sitio correcto, pues de lo contrario podrían ser una fuente principal de calor. Para hacerlo bien es recomendable contactar con profesionales de albañilería. Aún así, si decides hacerlo por ti mismo, debes tener en cuenta a la hora de comprar lo siguiente:

  • El vidrio térmico aislante evita pérdidas de calor en invierno y ayuda a refrescar en verano.
  • El vidrio tintado filtra los rayos ultravioleta y el calor adicional.
  • Las mallas contra insectos en los tragaluces con ventilación evitan que éstos entren en la vivienda.

Fuente: hogar-soluciones.es