Si hay una palabra capaz de describir por sí sola un cuarto con un tragaluz, es la palabra impresionante.

Los beneficios de la luz natural para los seres humanos y las plantas no son nada nuevo. Los tragaluces ofrecen más luz natural que las ventanas verticales (hasta un 30%). Desde la perspectiva del diseño, pueden hacer que un cuarto parezca más grande. Existen tragaluces para cualquier estilo de cielo raso o de techo.

Tipos de tragaluces

Los términos tragaluz o ventana de techo suelen referirse a distintos estilos. Los tragaluces de ventilación son una opción excelente para el cuarto de baño y la cocina. Además de ofrecer luz adicional, cuando se abren, la ventilación en lo alto crea una corriente de aire ascendente. Los tragaluces de ventilación pueden funcionar de varias formas:

  • Controlados por sensor de temperatura
  • Por control remoto
  • Con interruptores eléctricos de pared
  • Con manivelas manuales o eléctricas

Los tragaluces fijos simplemente ofrecen luz adicional. Son ideales para desvanes, segundos pisos o cualquier otro cuarto en el que necesite iluminación adicional o desde el que desee disfrutar las vistas. Los estilos y los tamaños varían de cúpulas a rectángulos. Los tragaluces de acrílico están diseñados para cuartos de utensilios, talleres y cocheras, en donde la estética es menos importante que la funcionalidad.

Los tragaluces tubulares son relativamente nuevos en el mercado. Por su tamaño pequeño (normalmente 10 o 14 pulgadas de diámetro), se los puede usar en espacios en que los tragaluces comunes no caben. Es posible instalar este tipo de tragaluces en pasillos, en cuartos de baño y hasta en clósets. A pesar de sus reducidas dimensiones, dejan entrar mucha luz. El concepto y el proceso de instalación es prácticamente igual al de los tragaluces convencionales.

Características de los tragaluces

A continuación le presentamos otras características que debe tener en cuenta al escoger un tragaluz.

  • El vidrio térmico aislante evita pérdidas de calor en invierno y contribuye a refrescar en verano.
  • El tinte filtra los rayos ultravioleta y el calor adicional.
  • Las pantallas o las persianas filtran la entrada del sol: buena idea si el trayecto del sol pasa por encima del cuarto.
  • Las mallas contra insectos en los tragaluces con ventilación evitan que los insectos entren a la casa.

Antes de comprar

Necesita usted familiarizarse con el techo y el cielo raso de su hogar.

Techo. Asegúrese de que sabe cuál es el sistema de soporte de su techo antes de ir a comprar. Inspeccione el desván y compárelo con la ilustración que se muestra a continuación. La vigas de soporte del techo deben estar colocadas a 16″ o 24″ del centro a siguiente. La instalación más sencilla es aquélla en que el tragaluz encaja entre dos vigas del techo. También es posible instalar tragaluces que ocupen un espacio superior al de una viga a la siguiente, pero será necesario colocar refuerzos.

Por su seguridad: Nunca corte vigas ni caballetes sin consultar antes con un ingeniero o un experto en estructuras.

Entérese de cómo es su techo. El grosor del techo determina el tipo de montaje y la instalación. Los techos más delgados, de asfalto o fibra de vidrio, admiten tragaluces con marco o montaje en cuadro portador. Los techos más gruesos, como los de tejas de madera, de pizarra o de barro, requieren montaje empotrado y tapajuntas.

  • Marco impermeabilizante: pieza prefabricada de la unidad. El tragaluz se pone e instala directamente en el techo.
  • Montaje con marco portador: elemento empotrable para albergar la ventana y ajustarse al grosor del techo. Posteriormente se instala el tragaluz en el marco portador.

Cielo raso

La necesidad de un pozo de luz para dirigir la luz hacia la habitación depende del tipo de cielo raso.

  • Los tragaluces de cielo raso con bóveda marcada se instalan directamente en el techo. Lo único que se necesita es hacer un agujero.
  • En un cielo raso convencional es necesario construir un pozo de luz recto u oblicuo.
  • Los pozos de luz rectos dejan pasar más luz al cuarto. En cualquiera de los dos casos, deberá cortar y enmarcar dos agujeros: uno en el cielo raso y otro en el techo. Los pozos reflectantes aumentan la cantidad de luz. No olvide que los pozos necesitan aislamiento para evitar la pérdida de calor. Siga las instrucciones del fabricante.

Fuente: arqhys.com